EN ACCIÓN | Noticias
   

¿Qué significa que tengamos una vida republicana?

“Los políticos tendríamos que aspirar a ser siervos de la patria”, Juan Miguel Matheus

17 Sep 2012

Juan Miguel Matheus, en su conferencia “Ganar la república civil”, abre la interrogante a los jóvenes del programa de formación Juventud y Destino de la Nación, acerca de qué es la república y a qué llama la vocación política iluminada por esa orientación.

 

Los jóvenes del JDN no quedaron impávidos antes las conferencias del evento de cierre. Una tras otra, las conferencias que oyeron buscaban dar argumentos para asumir la vocación política con racionalidad y plena conciencia de responsabilidad.

 

Ante la pregunta de si es duradera y genuina la vocación política que sienten los jóvenes de hoy, formulada por el doctor Rafael Tomás Caldera en su ponencia, Juan Miguel Matheus sale al ruedo con una proposición directa: los políticos tendríamos que aspirar a ser siervos de la patria.

 

Sin embargo, la voluntad de servir a los otros –y en ello buscar la felicidad- no exime al joven de su responsabilidad irrenunciable de formarse, de ver la política desde una postura contemplativa. Para ello, Matheus impone la pregunta: ¿Qué debemos aprender los venezolanos de esa dualidad existencial que es la contemplación y la acción?  La respuesta: la república.

 

Una república es un orden de contemplación de los valores del espíritu y, al mismo tiempo, un orden de la acción práctica de la justicia, para la vida en común.

 

“Debe aspirarse a la búsqueda de la verdad  y el bien, el encuentro de la verdad y el bien, y el amor vivencial de la verdad y el bien. Esto suena muy teórico, muy abstracto, pero es, por el contrario, es muy real. La negación de eso es lo que vivimos hoy los venezolanos”, explica Matheus.

 

Plantea Juan Miguel que “la república es fruto del esfuerzo humano. Una república nace y persiste en virtud de lalucha de los hombres por la justicia”.

 

Añade que la vida republicana conduce una gravitación vital con otros, con todos, que nos lleva a acoger en nuestras vidas, a los que piensan distinto a uno.


Noticias Relacionadas